Archivos de la categoría ‘MAMANDO’

NIÑO GOLOSO

abril 2, 2009

mamando-rico

   No podía dejar de saborear… el momento.

 

   Se hunde en él, se atraganta, lo atrapa y chupa con sus mejillas y lenguas, y la verga del macho lo recompensa, con calor, palpitando, soltando esos juguitos que eran la cosa más deliciosa del mundo. No puede parar, sube y baja una y otra vez.

 

   -¡Dios!, es tan rica, tan gorda y dura, y es para mí… -y la atrapó otra vez, soltando ahogados sollozos de placer.

 

   -Y suelta leche también. –le recordó, divertido, el maestro de su hijo, pensando que ya llevaban quince minuto buscando el proyector para la charla de padres y representantes que estaba reunida en el salón de al lado. Pero él era un buen profesor, y disfrutaba atendiendo a cada padre como se merecía. Y este era voluntarioso, brioso… y loco por los güevos en su boca, aunque no lo sabía hasta ese momento cuando el maestro le enseñó.

 

Julio César.

GENEROSO

febrero 27, 2009

chico-mamando

   Al otro muchacho le encantaba ayudarlo…

 

   Mientras gruñe con ahogados “hummm”, putones, profundos y ahogados por el güevo que entra una y otra vez en su boca ávida, lamiéndola con su lengua mientras aferra el impresionante palo, Vitico estaba contento y enternecido. Cada vez que llegaba tarde y hambriento del colegio, Arturo, el joven y atlético novio de su hermana siempre le ofrecía algo rico, caliente y jugosito para llevarse a la boca. Y se la llevaba, tragándola toda, cerrando los ojos, gozándola… Casi tanto como Arturo, quien meciendo sus caderas, sonriendo excitado como todo quien mira a otro carajo subir y bajar goloso sobre su verga dura, entiende aquello de que mejor, más gratificante, era dar…

 

Julio César.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.