LOS ANTI NÓBEL, AUNQUE USTED NO LO CREA…

   -A mí que no me retraten con este grupo…

 

   No te digo, hay noticias que sorprenden. Aunque esto en verdad no es ‘noticia’, digamos que frivolidad interesante. O eso creí yo, comentándolo con amigos me dijeron que sí era importante porque ‘informaba’ sobre investigaciones curiosas que se desarrollan. Eso me hizo pensar: está bien, suena estrambótico, pero ¿y si no es cómo lo señalaban en ese reporte, tonterías, y sí hay un interés superior detrás? Pero suena tan difícil de creer. La revista sobre humorismo científico ANALES DE LA INVESTIGACIÓN IMPROBABLE, premia cada año los descubrimientos e investigaciones ‘científicas’ más estrafalarias que puedan imaginarse. Así como hay una lista de los mejor vestidos y su otra cara, lo peor, así ocurre con la ciencia. Se dan a conocer después de las nominaciones al Nóbel, en una forma de parodia anti Nóbel, con categorías y nombres de premiados.

 

   En el reglón Nutrición, destacó Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, por estudiar el comportamiento alimenticio de personas a las que se les sirve un plato sin fondo de sopa, del cual nunca se acabará su contenido (¡de sopa, por Dios!). Me pregunto, ¿no podían inventar una bolsa de maní sin fondo, una donde se comiera hasta reventar y que siempre quedara? Uno imagina que quieren saber qué tanto o cuánto puede comer alguien frente a semejante plato. La verdad que extraña que no se hubiera estudiado esto mucho antes, todo el mundo sabe del horrible drama mundial del exceso de alimentos en las mesas. No se crean, el estudio tiene su pega, imagínense que se compara el comportamiento de Mafalda, la eterna niña de Quino, con su odio visceral por este vil brebaje, y un somalí, por ejemplo.

 

   En Economía ganó un taiwanés, Kuo Cheng Hsieh, quien patentó un dispositivo que lanza una red para capturar ladrones de bancos. ¡Suena tan científico! Pero no sé, yo sospecho de este ingenio en particular; uno no puede evitar creer que se lo robaron… al Coyote. Y si a ver vamos, e intento ser totalmente serio en esto, los robos a bancos lo son, ¿por qué no una trampa de piso frente a cada cajero o a la entrada de las bóvedas? Lo de la roca que cae no es recomendable bajo ningún concepto, eso siempre es un problema, se atasca y entonces hay que ir a saltar sobre ella para que caiga, y nunca lo hace en ese instante, siempre cae en el momento menos indicado, que es cuando uno baja y pasa por ahí.

 

   En Física si es verdad que no entiendo bien el estudio en particular (no tengo preparación científica), pero se premió a L. Mahadevan, de la Universidad de Harvard, y a Enrique Cerda Villablanca, de la Universidad de Santiago, en Chile (seguro que tal dato no lo usarán en esa bonita propaganda que tiene en el cable, se ve bueno ese instituto), reconocidos por su exhaustivo estudio sobre el cómo se arrugan las sábanas. ¿Verdad que suena muy extraño? parece cosa de aerodinámica o algo así. ¿Sábanas que se arrugan? ¿Y eso para qué sirve? Tal vez se busca un método para que no ocurra. No se crean, el arte de dejar una cama bien tendida no lo domina todo el mundo, y ahí me incluyo. Pero en verdad cuesta visualizar el estudio en sí; y repito, no tengo formación técnica.

 

   En cuanto a la Química, la gloria recayó sobre el japonés Mayu Yamamoto (siempre creí que lo del apellido Yamamoto era cuento de vieja series como Mazzinger Z), por su método para extraer vainilla de… (redoble de tambores, por favor, esto no puede anunciarse así como así) excrementos de vaca. Y no haré comentarios al respecto, únicamente que este es uno de esos casos donde se piensa, de primera pasada, que la ciencia ha llegado demasiado lejos. Bueno, otro comentario más, ¿tan difícil es producir vainilla que hay que buscarla así? No, amigos, frivolidad aparte, este estudio debe, porque ‘debe’, buscar otros fines, tal vez como obtener proteínas, o vitaminas o… cualquier cosa reutilizable de los excrementos eso, porque si únicamente es para producir vainilla, a este señor deberían investigarlo en un estudio aparte.

 

   El anti Nóbel de Medicina fue para la dupla conformada por el británico Brian Witcombe, y el estadounidense Dan Meyer, por su estudio sobre los efectos colaterales de introducirse espadas por la garganta (algo que, no sé ustedes, pero a mí me ha inquietado toda la vida, hay noches en las que ni dormía). Y sin embargo, llegaron a conclusiones no tan sorprendentes como cabría esperar, es verdad, al parecer tal práctica produce irritaciones. Bueno, misterio resuelto, algo menos de que preocuparse. Señor, ahora me siento mejor.

 

   En Aviación (¿existe un Nóbel sobre esto?), lo reclamaron los argentinos Patrici Agostino, Santiago Plano y Diego Golombek, por comprobar que el Viagra ayuda a los hámsters a recuperarse del desfase horario que  provoca volar (?). Posiblemente se diviertan más también. Y ahora nuevamente una nota particular, imagino que estos señores estudian en verdad la manera de contrarrestar esos malestares de volar, que la gente los soluciona toda empíricamente con un trago, pero recomendar Viagra suena extremoso, así que seguramente buscan el elemento activo de la pastillita azul que ayuda en este caso en particular; porque no irán a decirnos que únicamente les interesaba saber sobre el confort de los animalitos estos al volar. Particularmente nunca me siento junto a uno de ellos cuando viajo, molestan más que un sobrino inquieto.

 

   Finalmente, uno de los galardones más importantes por todo lo que conlleva y significa: el anti Nóbel de la Paz, el cual ha recaído en el proyecto (¡¡¡parece que es verdad, no un cuento como uno imaginaba!!!) de un laboratorio estadounidense que busca crear una bomba que provocará la homosexualidad en el enemigo, sembrando el caos, y el relajo, en las filas contrarias. ¿Será  cierto? Y aquí se abre un debate de interesante discusión: ¿provoca tal bomba una cosa rara como un momento de locura, que perdonaría la empresa, donde los aguerridos marienes dejan caer sus armas para caer en brazos del compañero, o compañeros, para mayor confusión? ¿O es algo más permanente? No se crean, este tiene su miga, si un deseo del tipo que sea puede ser explotado así (palabra que se aplica a muchas cosas), otros también pueden ser provocados, y no hablo de los carísimos Channel número 5 ni nada de eso. ¿Se imaginan un ‘vamos querida’; ‘no, me duele la cabeza’; ‘ah, mira, huele estas galletas que te preparé’? Aunque drogas de estas ya existen. Por otro lado, si uno lo  piensa más, el efecto en las tropas debe ser de locura en un momento de batalla, ya que ejércitos de tendencias homosexuales ya los ha habido en la historia, como los espartanos, y parece que eran de armas tomar.

 

   Realmente, ¡hay gente que se ocupa de unas cosas! Y lo digo tanto por los científicos, como por la gente que lleva la lista. Mira y que los anti Nóbel.

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: