DEPORTISTAS EN LA PELEA…

   -Okay, tú pruebas lo grande y yo tu chiquito…


   -¡Padrino, ¿este que está de rodillas a punto de llenarse la boca de güevo no eres tú?! –chilló el joven con la fotografía en sus manos.


   -¡Cállate, muchacho, que te van a oír! Eso fue… hace mucho, cuando era joven y loco. Pasé una temporada practicando atletismo en una universidad norteamericana, con este amigo. Estuve… eh, bueno, ya sabes… experimentando un poco y probando cosas nuevas. Nuevas posiciones… deportivas. ¡Vainas de muchacho! –jadeó realmente incómodo.


   -Y lo probaste, ¿verdad? La vaina nueva, quiero decir. Seguro que hasta lo saboreaste varias veces, ¿ah, picarón? Seguro que era tu posición favorita, ¿eh? Cuando te dejaban esa boca llena de leche caliente. –sonrió el joven.


   -Ah, sí, ahijado. Fue toda una… experiencia. –replica lejano, evocativo, antes de gruñir.- Pero déjate de vainas y devuélveme mi foto. Y deja de sobarte la bragueta, muchacho majadero…

 

   -¿No tiene sed, padrino?


Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: