¿NO SATISFACERÍAS SU SUPLICA?

chico-sexy

   Qué vaina cuando se tenía un culo tan ardiente…

 

   -Anda, chamo, méteme los dedos.

 

   -No, ya te dije que no.

 

   -Anda, no hay nadie cerca. Has como ayer, acaríciame la entrada sobre el bikini, hunde tus dedos acariciándome sobre el culo, luego mete tus dedos y sóbamelo duro. Me lo rasuré para ti. Tengo el culito pelado. Quiero que me cojas con dos dedos como ayer. Ahhh, lo recuerdo y me mojo todo. Metías y sacabas esos dedos largos y gruesos. Y los sacabas, los lamías y volvías a metérmelos.

 

   -No, deja. Sabes lo que te dije ayer, pana, estoy aquí con tres amigos más y pronto debemos volver al buque escuela, si no dejas que también te metan dedos, no hay nada…

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: