DÍA 23

   Como siempre, me pega cuando lo recuerdo, y esta fecha, hoy, es especialmente significativa para mí. No quise que pasara debajo de la mesa. No me parece justo. Pero no tengo cabeza para pensar en nada, imaginarán por qué, así que (como en aquel desgraciado 23 de enero, momento cuando desperté con la noticia), recurro a las palabras de otros. A las de ALAS SIMPLEMENTE; y que me perdone algunas libertades:

 

Muertos

heath-ledger

   -Tú no existes.

 

   -Tú tampoco.


   -Pero yo alguna vez tuve un cuerpo y anduve sobre la tierra.


   -Y  yo.

 

   -Sí, pero yo nací del cuerpo de una mujer y no de su imaginación.

 

   -Ambos nacimos de la ternura de una mujer, y ahora estamos muertos.

 

   -Te pareces mucho a alguien a quien aprecié bastante…

 

   -Y tú a quien era mi vida, mientras vivía.

 

   -¿A dónde vas ahora?

 

   -Subo con las ovejas.

 

   -¿Me dejas acompañarte? Es extraña la idea de estar aquí, solo.

 

   -Puedes venir conmigo; pero te lo advierto, hay un precio a pagar… oír mi armónica.

 

(De cuando Heath conoció a Jack Twist)

          

 

Publicado por Alas… 3:45 PM 6 leños

……

 

Julio César.

 

NOTA: Dios, qué nervios. Esperar es terrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: