TAREK AL AISSAMI, SÍ ES POR ÉL ASESINAN A MEDIO PAÍS…

hombre-en-tanga

   -Oírlo me deja agotado…

 

   De verdad que hay personas que no deberían abrir la boca. Les iría mucho mejor.  Parafraseando lo dicho una vez por Lisa Simpson: es mejor cerrar la boca y pasar por idiota que abrirla y despejar la duda. Algo parecido le ha pasado a este joven e infeliz ministro, Tarek Al Aissami. Lo de infeliz es por lo mucho que sufre y padece en su cargo (imagina uno). Siendo un buen hombre como seguramente lo es, un tipo decente, debe preocuparle todas esas personas asesinadas diariamente en toda Venezuela, cuando se supone que él es el encargado de brindar protección desde su cargo de ministro del Interior y Justicia. Pues bien, este ministro ha dicho, con el tono de quien quiere ser tajante y dejar algo muy en claro a los nuevos gobernadores y alcaldes de la oposición, que qué es eso de que van a elegir a los comisarios que dirigirán sus policías regionales. Que nada de eso, que es él, y únicamente él, quién decidirá a quienes ponen a dirigir esos cuerpos policiales. Qué ñema. Pero ministro, ¿acaso ya no mata el hampa desbocada, y lo único organizada en este país, a suficiente personas, con total impunidad y tranquilidad, como para que usted siga amenazando con poner a sus amigos a desdirigir lo que queda de los pocos cuerpos policiales que medio funcionan? ¿Acaso, y explíqueme sí no, señor Al Aissami, sí tuviera a un nombre no tarado, sin retraso mental, cuando no francamente idiota que únicamente ha hecho carrera vistiendo de rojo y gritando “uh ah Chávez no se va”, ya no lo habría puesto a trabajar a su lado para ver si alguna noche que vaya a dormir no hay alguien maldiciéndolo por la muerte de un familiar? ¿Cómo, en el nombre de Dios, va usted a nombrar a nadie para dirigir un cuerpo policial, decidir lo que es política de seguridad y demás, cuando jamás se habían cometido tantos delitos como desde que le dieron ese ministerio para que pasara el rato y llamara a sus amigos gritando emocionado que es ministro?

 

   Por otro lado, le hace un muy flaco favor al presidente Chávez cuando se pone caprichoso y necio frente a las cámaras, porque todo el mundo percibe que sabotea esas policías por nacer, que talvez sí puedan hacer algo para medio ponerle coto al hampa, tan sólo por resentimiento. Está bien, es un hombre que ha fracasado estrepitosamente en el cargo que le dieron, le quedó grande como el camisón a Petra,  pero no es usted el primero en este gobierno que pone la torta; pero debe entender que de sus fallas, las de usted, resultan demasiados muertos, mucho dolor. ¿De verdad eso no le inquieta, no se siente ni un poquito responsable de todo ese baño de sangre? No sé, tal vez sea como el Jesse Chacón, a quien jamás le importó nada de eso, mientras sonreía cínicamente (“¿Cuáles muertos? No ha muerto nadie”), mientras perseguía a los lideres de la oposición, a monseñor Porras, a GLOBOVISIÓN y a RCTV (bueno, ¿qué tiempo iba a quedarle al pobre para hacer su trabajo?). Debe ser sabroso vivir así, sin conciencia, sin escrúpulos, sin moral. La vida debe ser más simple. No sé, uno imagina al joven ministro llegando a su casa, con su mujer y sus hijos y reírse de la cantidad de muertos, “Mira cuantos cayeron, le voy ganando a Jesse y a Rodríguez Chacín”. El problema está en que la gente comienza a pensar que mientras Hugo Chávez sea presidente, esto no se resolverá porque este no quiere, no puede o no le da la gana. Su fracaso, sus habladoras de idioteces, lanzan sombras sobre Chávez mismo.

 

 Tan sólo esta semana que termina, Caracas quedó conmovida por el asesinato de siete niños; la última, a la hora de escribir esta nota, era una niña de cinco años, asesinada de un disparo a la cabeza por un ladrón de motos. ¡Una niña de cinco años!; y lo único que logra decir el ministro Tarek Al Aissami, como respuesta, es amenazar a los nuevas autoridades con aplicarles la ‘ley’ si se les ocurre hacer esto o aquello. El país se les fue de las manos; a él y al mismísimo presidente Chávez (y justo ahora que anda buscando convertirse en presidente vitalicio con ayuda de Moratinos y Lula Da Silva). El gobierno da señales de que ya no sabe qué hacer, o cómo, para corregir tantos desatinos lanzados desde el principio mismo del gobierno, cuando se dijo aquello de (no lo invento): “quien no quiera trabajar y tenga hambre, que robe”. Eso de aquellos polvos trajeron estos lodos es algo que nadie quiere recordar ahora, por lo que es frecuente oír decir que la violencia y el hampa desatada es una maniobra de Bush (cómo van a extrañarlo cuando se vaya), GLOBOVISIÓN y RCTV. Es que ni para hilar algo sensato sirven estos socialistas revolucionarios de izquierda.

 

   Ministro Al Aissami, si no sirve, si no tiene ni puta idea de cómo hacer para brindarle un poco de seguridad a la gente que angustiada se atrevió a votar por un cambio, tipo Petare, apártese y cállese, así hasta inteligente parece. Recuerde que mucho ayuda quien no estorba. Uno entiende que les aterra (seguro eso los hace llorar de rabia e impotencia por las noches) que los nuevos alcaldes y gobernadores puedan hacerlo bien, demostrando que no eran más que un manada de imbéciles, pero recuerde que hay gente muriendo. Esto no es como el saqueo que Ali Rodríguez Araque permite y alienta desde PDVSA, eso es plata robada que condena al atraso, la miseria y la sujeción a otros, pero lo suyo son personas muertas. Después de todo ahí les queda el municipio Libertador, o la Caracas de verdad, como dice el Presidente, para que sigan apilando cadáveres (decidido así por ellos mismos, así que no hay culpa, dolor ni dolientes), ¿no le bastan esos futuros crímenes para distraerse? Apártese y deje trabajar, y sí es que le da dolor de hígado ver los resultados de otros (uno imagina que quiere verse felicitado por combatir el hampa y brindar seguridades a la población, seguramente sonríe en su cama, soñando que tiene éxito… cosa que deberá ocurrir en su próxima tercera o cuarta vida, si es que ocurre), cumpla al pie de la letra el adagio aquel: si quieres tener lo que tengo yo, no envidies, haz como yo, ¡trabaja!

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: