HUGO CHAVEZ Y LOS ENEMIGOS INTERNOS: RAÚL BADUEL

   Hace poco, Raúl Isaías Baduel, ex ministro de la defensa de Chávez, el hombre de confías, su hermano del alma, quien lo regresó el trece de abril de 2002 a la presidencia (cómo lo odié), pero quien luego cayó en desgracia cuando dijo que no era pertinente una presidencia vitalicia, acaba de sufrir un nuevo atentado contra su vida. Uno va a terminar por creer que salir en un carro con Baduel es tan peligroso como ir con Jack Bauer (24) a saber de algo. Contra su vehiculo dispararon nuevamente, delante de testigos, es que ya ni se preocupan de cubrir las apariencias. El ahora Ministro del Interior y Justicia, el muy criollito Tareck El Aissami, dijo que esas eran payasadas, que en este país todo el mundo estaba al alcance de las balas del hampa (menos ellos, y en eso gastan una fortuna), y que si todos esos fueran a llorar a la televisión no saldríamos de un llantén, y que él, como garante de la seguridad pública, no tenía tiempo para defender a nadie ni garantizarle la vida a nadie, que él sólo estaba para perseguir estudiantes que se oponían al Gobierno, o hacer campaña.

 

   Pero eso ya lo sabíamos, y aunque fue hasta sincero, el Ministro no debió decirlo, fue poco inteligente, ¿qué pensará entonces la madre que llora a sus hijos muertos por un atraco? Uno imagina lo que cree el Ministro, con una sonrisita cínica en el rostro, “seguro que después de que entierre a los vástagos, irá a votar Sí por la presidencia vitalicia”. Coño, ¡seguro que lo piensa!, los enemigos de Chávez lo pusieron ahí para eso. Sin embargo, la declaración más infeliz, en una lamentable galería de infelices (declaraciones, aclaro) fue la del Ministro de Propaganda del Régimen, Jesse Chacón, aquel que quería ser alcalde de Petare, garantizando la seguridad.

 

   Dijo el hombre, seguramente inspirado por Satán, enemigo de Chávez (al menos eso dice Chávez) que era raro que ¡siempre atentaran contra Raúl Baduel en estos tiempos! Y lo dijo con ese tonito ronroneante de gatita maluca que guarda para sus declaraciones más sensacionales. Fue tan idiota el comentario, que uno se sorprendió. Señor ministro, ¿acaso cuándo atentaron la primera vez se detuvo a los terroristas? ¡No! Allí están, libres, haciendo lo que le dan la gana. Como el Gobierno no investigó ni nada hizo, siguen actuando. Si los hubieran detenido, se lo aseguro (y así lo cree cada venezolano en su casa) no podrían haber atentado contra nadie más. Pero nada hicieron porque ya no pueden, cosa que se repite, entre gritos y llanto frente a cada muerto de este país; ni él, Jesse, ni el presidente Chávez pueden ya garantizar la seguridad o estabilidad de nada, el Gobierno perdió el control del país, ya nadie gobierna, y este hombrecito de mirada elusiva se encarga, públicamente, de subrayarlo, casi con resaltador amarillo verdoso. ¿Acaso esa cabecita cada vez más brillante… por la calva, no le dio para saber que con eso hundía más al presidente? Sinceramente, la CIA debe estar tras esos dos…

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: