HUGO CHÁVEZ RECULA FEO… DE PALABRA

   ¿Qué sucedió este fin de semana? ¡Misterio! Pero algo debe haber ocurrido que descontroló la psiquis presidencial (siempre tan centrada); o las nuevas encuestas que llegaron son tan terribles o los militares dijeron, directamente para variar, que no mataran estudiantes, que al presidente Hugo Chávez no le quedó otro remedio que rectificar. Tanto el sábado como el domingo condenó la violencia de grupos anárquicos que dicen apoyarlo pero que únicamente lo dañan. Parece que ahora entiende que sus enemigos sí están realmente cerca. Pobre Tareck Al Aissaime, Ministro de Interior y de Justicia, debe andar de cama (por eso nadie combate el hampa), después de que quebró lanzas por La Piedrita, declarando que eran simplemente ‘estudiantes exaltados’.

 

   Pero no deseo hacer más comentarios propios (no soy bueno), veamos lo que dijo ayer lunes, Rafael Poleo, el gran periodista venezolano, quien tiene una espinita clavada desde que en un programa de televisión declaró que Chávez tenía más afinidad con Benito Musolini que con Hítler, y que temía que a final todos se le volvieran y terminara como aquel, colgando de las patas. Los adulantes saltaron a gritar que Rafael Poleo estaba instigando a matar al Presidente; Jesse Chacón y Andrés Izarra (Izarrita) dijeron toda clase de tonterías. Y lo de Izarrita es preocupante, dijo que Poleo ni de historia sabía, que Musolini no terminó así; seguramente el pobre muchacho cree que reina en Madagascar, porque oyó que se escapó de Elba. ¡Qué gente, Dios mío…!

……

 

ALGO GRAVE ESTÁ PASANDO

Por Rafael Poleo.

 

   Algo pasó el sábado o e domingo en la madrugada. Algo que debió ser muy grave, tanto que a Chávez le ha obligado a renunciar a su estrategia de terror, esa con la cual esperaba ganar las elecciones del 15F. Y eso que pasó es algo que sigue pasando. Lo brusco del cambio obliga a pensar que esta renuncia a su mejor arma –el terrorismo de Estado-, n la toma Chávez de buen grado. ¿Fuerzas superiores a la suyas, circunstancias extremas, algún peligro inminente? Aunque, tratándose de un iluminado, no podemos descartar la posibilidad de que viera la luz súbitamente, como Saulo en el camino de Damasco.

 

   Alguna grave inquietud embarga su espíritu. Podemos verlo en la asociación de ideas entre La piedrita y aquello que hace dos meses dije sobre el fin de benito Musolini. Se supone que si el Régimen considera peligroso evocar cómo terminó aquel otro fascista, lo que debe hacer es olvidarlo y hacer que la gente lo olvide. Pero ya se sabe que frente al micrófono a Hugo se le van los tiempos. Después de ordenar el encarcelamiento del jefe aparente de La Piedrita y poner en capilla a Lina “Röhm”, cae en la debilidad de reactivar el tema. “Así como nosotros decimos y criticamos –dice-, y aspiramos a que los poderes del Estado actúen cuando aparece alguien diciendo por ahí que hay que matar a Chávez, que Chávez va a terminar con la cabeza para abajo, no sé, o colgado de… (aquí hace una pausa alusiva a sacras partes)… Ese caballero que dijo ese debería estar preso, porque eso es un delito, no porque sea Chávez…”

 

   Puedo despachar el tema remitiendo a lo que realmente dije, repetición de artículos míos donde desarrollé la tesis de que Hugo no es comunista sino fascista, que su analogía no es con Fidel –la que él quisiera-, sino con Musolini, y que este terminó condenado por su propio Consejo Fascista y colgado con la cabeza para abajo. Podría profundizar observando que su más calificado rival, Diosdado Cabello, a quien Chávez le sacó la alfombra en Miranda, dice que se va a trabajar en el PSUV, Chávez lo ve cogiéndole el partido. Es allí donde Hugo toma la capa del ministerio de Infraestructura y a Diosdado se lo va llevando a los caballos, para que reciba su castigo de vara. (¿Será, Hugo, que así como fue por la prensa – quién te va a creer eso-, que te enteraste de que La Piedrita existe y amenaza degollar, fue también de oídas que te enteraste de lo que dije sobre Musolini y tú? Porque citas, Hugo, de manera inexacta en el texto y en la intensión.)

 

   El hecho, Hugo, es que en el peor momento para ti has renunciado a amedrentar a los electores de Oposición, a los que temían ir a votar porque tus espías sabrían por quién lo hicieron, al pobre pueblo al cual desprecias reduciéndolo a la situación de limosneros obligados a decir que te aman, a los empleados públicos humillados -¡cuánto deben odiarte!-, cuando los obligas a ponerse esa horrible camisa roja y a ir enmadrinados a votar por ti bajo la vigilancia de tus pistoleros. ¿Por qué echaste esa tremenda reculada que hasta las elecciones te puede costar? Tengo derecho a exponer mi teoría, basada en lo que está a la vista y es sabido. Los militares no están dispuestos a pelear con los estudiantes porque nadie está dispuesto a pelear con el futuro ni a joderse su vida en un juicio internacional por crímenes contra la humanidad, ni esa profesión quiere seguir el camino de sus colegas argentinos. No se van a echar la lavativa de que a un soldadito se le vaya un tiro y mate a un muchacho, lo cual pondría en el Tribunal de la Haya a los actuales generales y además, tú lo sabes, sería el fin de tu Gobierno, de tu partido, de tu proyecto y de paso tumbaría a los gobiernos necesitados de tu dinero para mantenerse.

 

   Si no fue Dios que te iluminó –dicen que Él cuida personalmente a sus muchachos, sus locos  sus borrachitos, y tú reúnes dos de esas condiciones-, fue alguien que te asustó. Alguien que se quiere a sí mismo y cuyo destino está muy unido al tuyo. Alguien que te mostró la marcha de los estudiantes el sábado pasado y te dijo: “Jefe, por el camino que va, esta vaina va a terminar como el 11 de abril”. Y tú, Hugo, no quieres volver a aquel cuartico, con tus calzoncillitos y tu franelita, preguntando por tus pastillitas, pidiendo que te dejen ir para Cuba, rogando que los militares que te querían ajusticiar por los muertos del 11 le hicieran caso a las advertencias de monseñor Baltasar Porras, el hombre que gracias a Dios tuvo lo que hizo falta bajo las sotana para impedir que aquel crimen llegara a perpetrarse.

 

   Pórtate bien, Hugo, que los números te están enseñando el camino de salida. Y no hablo de los números de las encuestas sobre unas elecciones donde se decidirá algo que no ocurrirá nunca, sino los de la Economía, que son implacables como un destino.

……

 

   Sólo puedo añadir, ojalá, Rafael. Y amén.

 

Julio César.

Una respuesta to “HUGO CHÁVEZ RECULA FEO… DE PALABRA”

  1. WWW.INFOCONTINENTAL.COM Says:

    Muy buen articulo, gracias. Debemos informar a la gente de lo que realmente está pasando en Europa. Si la verdad es censurada nuestro pueblo jamas despertará.

    Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: