LLEVANDO SOL

gay-boy

   El sol y agua la hacían crecer hermosa…

 

   -Pero Vicente… -se sorprendió el jefe del joven mecanógrafo al encontrarlo así a la orilla de la piscina. No tanto por su desnudez, en el resort, a ciertas horas, no era tan extraño (y Vicente, con ese cuerpo de safio caliente, le encantaba andar sin nada), pero ¡esa paradura del niño…!

 

   -Sólo estaba llevando un poco de sol, jefe, pero se me quemó, ¿no quiere humectármelo un poco? Una mamadita rápida, y si lo hace bien le brindo un trago de leche.

 

   -Este… yo… Bueno, muchacho. Todo por ayudar. Aunque está muy quemado. Si quieres te lo cubro con el culo…

 

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: