MARZO FUE UN MES DE CIRCO SIN PAN

mundial-de-besibol

   Qué reincidente son tantos en sus momentos más flacos. Ha pasado todo un año ya desde que Colombia fue al Ecuador a rescatar un territorio que la guerrilla se había tomado para sí, dicho en boca de su presidente, Rafael Correa, que Ecuador no limitaba con Colombia sino con ese territorio de la FARC. Y el hombre todavía le tiene tirria a Álvaro Uribe Vélez. Por lo menos malagradecido es. Colombia liberó y les devolvió ese territorio, eliminado esos bichos; hasta más seguro vive ahora el campesino en la sierra y el policía de campo. Pero no fue únicamente Rafael Correa quien chilló contra Colombia, también Hugo Chávez en Venezuela, alzando la voz a gritos, lo hizo, diciendo que si Colombia se atrevía a hacer algo así en Venezuela (¿qué le habrá querido decir a Correa?) lanza los tanques contra Bogotá. Un exceso, claro, con impedir que los terroristas de la FARC entren a Venezuela, se acaba el problema. Además, como le recordaron los generales al señor Presidente: si quiere enviar tanquetas a la frontera, terminen las carreteras y tapen los huecos de las que hay.

   La fuga de Nixon Moreno, líder estudiantil merideño, perseguido del ministro del Interior Tarek Al Assaime y reo político de Hugo Chávez, ha levantado toda una serie de ronchas dentro del país. El Gobierno ha intentado volver a la gente contra la Iglesia, o los cura, como les dicen para rebajarlos, pero fuera de los grupitos pagados para ir a marchas, en nominas de alcaldía y gobernaciones, nadie más les ha hecho caso. La fuga de Nixon fue motivo de muchas preocupaciones para quienes deseamos que le vaya bien… pero también de cháchara. Hay quienes sostienen que el líder estudiantil escapó vestido de cura, y que cuando salía un vehiculo de la DISIP, la policía política, se detuvo de golpe frente a él, y asomándose los agentes a las ventanillas dijeron: “¡Bendición, padre!”; a lo que el otro contestó, llegando al colmo de hacerles la señal de la cruz, “Dios los bendiga”. Tal especia debe ser falsa, claro, pero ¡conociendo a estos organismos de inteligencia…!

   La crisis económica mundial está toando visos impresionantes en cuanto a las cifras que piensan invertirse: Estados Unidos considera un plan de inversión de un trillón de dólares. Da escalofríos. Y uno se pregunta, ¿será dinero sostenido con reservas, o dinero inorgánico como los que se emiten en países paupérrimos como estos en crisis perpetua? Ojalá funcione, pero ahora sabemos que todo el sistema económico y financiero sobre el cual se asienta la existencia misma del orden social, tiene las patas cojas. No quiero ser pájaro de mal agüero, pero espero que esto no vaya a estallar de otra manera. Curioso es que, en teoría, el dólar bajará en todo el mundo… y eso es malo porque los norteamericanos perderán poder de compra. Malo para el mundo. Aquí, después de decir que la crisis no nos tocaría (¡y lo dijeron ministros y ex ministros de finanzas!), y de que entraron en diez años más de ochocientos mil millones de dólares, el Gobierno, en crisis, dicta su paquete de mini medida neoliberales. Mini para engañar incautos con su trampa para turistas. Es que cuando se escupe para arriba…

   Venezuela vivió momentos de gloria en este último Mundial de Béisbol, el cual va ganando en prestigio y atractivo. De verdad tenía muy pocas expectativas al respecto, ¡pero cómo respondieron! Caímos antes de la final, pero creo que se hizo un buen papel, y esta campanada nos dice que debemos esforzarnos y mejorar más. Hubo batacazos de todas clases: cayó República Dominicana frente a Holanda (increíble), y a Venezuela le costó ganarle. Cayó Cuba frente a Japón (ja, ja, ja), cosa que marca un hito, es la primera vez en sopotocientos años que el equipo de béisbol cubano no se cola en una final. Lo de Puerto Rico me tiene desconcertado, lo de Estados Unidos también. Sin embargo, en lo referente a Venezuela se dieron varias cosas interesantes. La pita y repudio del público a Magglio Ordóñez fue inquietante porque denuncia hasta donde nos arrastra el odio derramado desde Miraflores. Hubo quienes criticaron esa reacción de repudio al criollo, pero a decir verdad, cuando Chávez ofende gente en Aló Presidente, y Magglio ríe y lo celebra, se incapacita para reclamar. La gente que aplaudía a Venezuela cuando pasó a la semi final, repudiándola luego feamente, me recordó el cuento de Aquiles Nazoa, así son las masas: a Cristo lo aplauden un domingo mientras entra a lomo de asno a Jerusalén, tres días más tarde esa misma gente le gritan insultos y piden que lo crucifiquen. Aunque, y sin que me quede nada por dentro, basta de Luis Sojo como manager, por favor…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: