SALTO EN GARROCHA

SALTANDO SOBRE GUEVOS

   Hay quienes nunca quieren soltar una…

   Hay hombres que no pueden ver a un amigo de buen cuerpo sin desear ejercitarse; y cuando se juntan todas las ganas uno  de ellos, gimiendo por más, siempre termina saltando una y otra vez, arriba y abajo, sobre la dura, cálida y vibrante garrocha, que logra que todos griten de gusto a pesar de lo tenso y sudoroso de los cuerpos.

   -Cuidado y me partes el güevo; sé que te encanta pero…

   -Cállate güevón, y empújamelo.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: