TRAMPA EN EL SALVAJE OESTE

COWBOY GAY

   La trampa sale y el castigo se mete… duro.

   -¡Maldito tramposo! –brama furioso el Sheriff, armado y caliente… de ánimo, viendo regadas en el piso las cartas que el otro tenía en la manga.- Esto lo vas a pagar cowboy… te metiste al juego con trampas, ahora nosotros nos vamos a meter también. Y bien duro. –amenaza, sobándose, gozando ya el castigo que le darían al infractor.

   -Pila de capones… -grita enrojecido el joven.- ¡Ahhh…! –chilla en cuando el Sheriff mete la dura multa, arrugado el viril rostro, cerrando los ojos y apretando los dientes… disfrutándolo. Cada vez que lo descubrían le cobraban igual. Y le encantaba.- Hummm… -gimió cuando el otro cobró, esperando que quisieran darle también por su boca mentirosa. Sonríe para sí cuando también le dan de esa forma. Qué cretinos, ¡cayeron en su trampa!

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: