QUÉ FIESTA

AGARRANDO LOMITO

   Todo eran manos calientes, grandes, fuertes y ávidas…

   Imagínatelo: sábado en la nochecita, todo el día tomando caña, llevando sol y jugando futbolito con los panas. Llega la hora de las duchas, todos alegres, cansados pero llenos de energías nerviosas. Sudados, machos sin temores que bromean tocando culos, metiendo dedos, sobándose las bolas. Y comienzan con el “Cógelo”, no sabes ni por qué. Pero te atrapan entre todos, te derriban un poco, caes entre piernas y cuerpos mientras bajan tus ropas. Era juego, o tal vez no, porque esas manos tocan, soban, acarician, varias bajo tu cuerpo aprietan tetas, abdomen, tranca. Otras nalguean, pellizcan, se meten en las rajas. Antes había risas y gritos, ahora sólo risitas contenidas, roncas. Y un dedo tantea, toca y toca hasta que oprime el timbre, hundiéndose. Un jadeo ahogado se te escapa, y lo malinterpretan, no puedes decir nada más porque la boca te la llenan, y comienza la fiesta. ¿No sería increíble?

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: