OPORTUNIDADES LABORALES

HOMBRE HOT

   Iba a demostrar qué tanto podía ofrecer…

……

   El corazón le palpitaba violentamente, casi tanto como todo lo demás. Su jefe, ese tipo alto, vigoroso, musculoso y enérgico estaba llegando. De mal humor, como siempre que su mujer se ausentaba de la ciudad. Y ya llevaba dos días sin ella.

   -Hola, jefecito, ¿Quiere un café o puedo ofrecerle algo más? –propuso, sonreído y enrojecido, inclinándose un poco… hacia las tazas.

   -Claro, muchacho, vamos a mi oficina. –dijo ronco y con ojos brillantes,  dándole de paso una sobadita… amistosa.- Trae sólo el café, allá te doy leche. Tengo bastante. Y debe estar bien caliente.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: