SABIDURÍAS DEL AMOR

GOZANDOLA

   Ir y venir era cansón siempre, excepto en esos momentos…

   -Ahhh… está tan duro… -gime, pero no de dolor, mientras salta y salta sobre ese coroto.

   -Te lo dije, panita, es como cuando vas al dentista con un dolor de muelas, te duele pero no quieres que te lo saquen por nada del mundo.

   -Hummm… sí… ¡Ahhh! –y saltaba a mayor velocidad.

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: